Sígueme en Twitter

María de Zayas también escribía novelas ejemplares

María de Zayas y Sotomayor es autora de Novelas ejemplares y amorosas y Desengaños amorosos, una colección de relatos en los que hace una crítica feroz a la sociedad de su época y una gran defensa de los derechos de las mujeres, sobre todo, a la educación.


  • Mujer escritora en el Siglo de Oro. 
  • María de Zayas nació a finales del siglo XVI en Madrid y es considerada, hasta por sus contemporáneos, como una de las mejores narradoras de su época.



Castillo Solórzano dedicó los siguientes versos a María de Zayas y Sotomayor: 


María, aunque vuestra fama
vuela de uno al otro polo,
y en su consistorio Apolo
su décima Musa os llama;
hoy con más razón la Fama, 
ingrata a tanta afición,
premia vuestra erudición,
y las sienes os corona,
que sois gloria de Helicona,
y honra de vuestra nación.

(…)

La prudencia en el trazar,
el ingenio en el fingir
y la gracia en el decir, 
todo es en vos singular;
ni competir, ni igualar
podrá humana suficiencia
con vuestra rara elocuencia;
que os hizo la excelsa mano
un prodigio soberano
de ingenio, gracia y prudencia.

(…)

Son parte de unas décimas que el célebre escritor del Siglo de Oro le dedicó a su contemporánea. Y no fueron las únicas.

Antes de publicar sus Novelas, María de Zayas ya era conocida. Había publicado La traición en la amistad, era habitual en las tertulias literarias de Madrid y parece que formaba parte de la Corte de Felipe IV. Más allá de su trabajo literario y unos pocos datos biográficos, se sabe muy poco de la vida de María de Zayas. Sabemos que “entre 1621 y 1637 (…) formaba parte de las Academias literarias y que participaba en los certámenes poéticos” (1). Fue alabada por, entre otros, Lope de Vega. Se cree que era amiga de los grandes escritores del Siglo de Oro, y, tal y como señala Estrella Ruiz-Gálvez Priego en la Introducción de su edición de la obra de María de Zayas, “[los cenáculos y Academias de la Corte] no le cerraron sus puertas” (2). Es decir, podemos pensar que era tenida por colega profesional dentro de esos círculos. 

Habiendo sido recibida como una igual por muchos de sus contemporáneos, María de Zayas hace, sin embargo, una feroz crítica a la sociedad injusta que le rodea; una sociedad rígida, injusta con las mujeres, pomposa y falsaria en según qué contextos… En fin, una sociedad que Zayas considera que es necesario cambiar. Y lo hace en su obra más famosa: Novelas amorosas y ejemplares, y en su continuación, Desengaños amorosos.

Sus novelas en el Siglo de Oro

Si hay un aspecto realmente interesante en la producción literaria del siglo XVII, tanto española como, por ejemplo, francesa, es la aparición progresiva de la novela, nouvelle, como género que busca distanciarse de los convencionalismo de la época y de la excesiva erudición en según que textos. Para el caso francés, escribía hace poco sobre Madame de Lafayette, inmersa en un debate entre lo que se ha llamado los ancients y los modernes, los antiguos y los modernos. En este mismo contexto, aunque unas décadas antes, publicaba Maria de Zayas. 

Novelas con la estructura de Novelas amorosas y ejemplares, y Desengaños amorosos pueden encontrar sus precedentes en modelos italianos como el Decamerón de Bocaccio o, más cercanamente, en el Heptamerón de Margarita de Navarra. Para el caso español, podemos decir que Cervantes inauguró el género con sus Novelas ejemplares.

Se trata de pequeños relatos o cuentos que, presentados a modo de ejemplos (a seguir o a evitar), pretenden proporcionar al lector una enseñanza. Suelen tener como temática el amor, el honor “ o el afán de medro”, teniendo “el matrimonio como objetivo de todas las pretensiones, tanto eróticas como de ascenso económico o social” (3). La obra de Zayas toma este escenario para verter una crítica feroz a la situación de las mujeres y a las pocas opciones que se les deja en tal modelo social. Tira de picaresca y nos cuenta lo que tiene que pasar una mujer que ha sido violada para recuperar su honra en La esclava de su amante; en El castigo de la miseria, doña Isidora le da una buena lección a don Marcos, que rácano a más no poder, se casa con ella por dinero y sale escaldado de tal aventura.  Nos encontramos también con mujeres que, obligadas por convención social e intereses económicos, abandonan a hijos ilegítimos que no pueden reconocer; mujeres que engañadas y violadas, se toman la justicia por su mano porque no tienen quién les defienda, o mujeres que se visten de hombres en un momento puntual para lograr aquello que se proponen. 

Ejemplar numerado, publicado en 2001
por la Biblioteca Castro
Son “ejemplares” y se llaman “desengaños” porque pretenden advertir a todas las mujeres del peligro que corren si no son astutas. En este sentido, también se hace patente la crítica que Zayas, como tantas otras antes y después que ella, hacen a la nefasta educación que reciben las mujeres. 

Para unir estos relatos y justificarlos, Zayas presenta una reunión de amigos en la que se da pie a contar estos cuentos. En la Introducción de Novelas amorosas y ejemplares lo sitúa así: 

"Pues como fuese tan cerca de Navidad, tiempo alegre y digno de solenizarse con fiestas, juegos y burlas, habiendo gastado la tarde en honestos y regocijados coloquios (…) concertaron entre sí (…) un sarao, un entretenimiento para la Nochebuena, y los demás días de Pascua, convidando a este efecto a don Juan, caballero mozo, galán, rico y bien entendido, primo de Nise y querido dueño de la voluntad de Lisis (…), si bien don Juan, aficionado a Lisarda, prima de Lisis, a quien deseaba para dueño, negaba a Lisis la justa correspondencia de su amor…”.

Zayas advierte a las lectoras y los lectores a través de la advertencia a los protagonistas que asisten al sarao. Da contexto a sus relatos a través de un supra relato que actúa de hilo conductor. 

*  *  *

Como se puede apreciar en otras obras de sus contemporáneos, véase Lope de Vega, hay un constante esfuerzo por acercarse de forma sencilla a lo que llamamos “el gran público”. Son obras que, para empezar, están escritas en lengua vulgar, esto es, en castellano y que prácticamente se sitúan en el extremo opuesto al culteranismo. La propia Zayas en su ‘Desengaño Décimo’ (Estragos que causa el vicio), en una de las numerosas incursiones que hace la autora dentro del texto, afirma lo siguiente: 

“Y yo, como no traigo propósito de canonizarme por bien entendida, sino por buena desengañadora, es lo cierto que, ni en lo hablado ni en lo que hablare, he buscado razones teóricas, ni cultas; porque, de más de ser un lenguaje que con el extremo posible aborrezco, querría que me entendiesen todos, el culto y el lego; porque como todos están ya declarados por enemigos de las mujeres, contra todos he publicado la guerra. Y así, he procurado hablar en el idioma que mi natural me enseña y deprendí de mis padres; que lo demás es una sofistería en que han dado los escritores por diferenciarse de los demás, y dicen a veces cosas que ellos mismos no las entienden”.

Esa accesibilidad también queda patente en el formato en el que se estila publicar este tipo de novelas. Se trataba de pequeñas colecciones en novelas cortas y que se editaban en volúmenes de tamaño pequeño y de precios que no eran excesivamente elevados (4).
Por último, sería conveniente destacar que, al igual que otros autores del Siglo de Oro español, Zayas cultivaba varios géneros literarios: teatro, poesía y novela. Y los tres se ven combinados con acierto en su colección de novelas, sobre todo el teatro, que no se hace explícito pero que se ve representado en la descripción de la puesta en escena que los distintos amigos de Lisis hacen de la historia que van a relatar. Se disfrazan, preparan decorados al instante, tocan instrumentos, cantan… todo ello para introducir a sus oyentes y a nosotros, lectores, en la trama que van a desarrollar. 

Definitivamente, la obra de María de Zayas y Sotomayor se merece más de una lectura. 

Bibliografía



  1. Ruiz-Gálvez Priego, E. (ed.) (2001):  Obra narrativa completa de María de Zayas y Sotomayor. Biblioteca Castro , Madrid. 
  2. Ibídem.
  3. Ruiz Pérez, P. (2010):  Historia de la Literatura española. El siglo del arte nuevo 1598-1691 Vol.3. Editorial Crítica, Madrid. p.268.
  4. Ruiz Pérez, P. (2010):  Historia de la Literatura española. El siglo del arte nuevo 1598-1691 Vol.3. Editorial Crítica, Madrid. p.267.

Comentarios

Entradas populares